SEK-Les Alpes viaja a Italia

SEK-Les Alpes ha viajado a Italia y ha realizado un recorrido cultural y lúdico por ciudades relevantes de la mitad norte del país.

El viaje comenzó el jueves 24 de noviembre y la primera parada fue en la ciudad prerromana de Aosta. Supuestamente fundada por Cornelio, compañero de aventuras del mítico Hércules, se trata del primer municipio tras cruzar el túnel del Mont Blanc. Los múltiples monumentos que posee hablan de su historia, particularmente sus ruinas romanas, entre las que destacan la Puerta Pretoriana, entrada principal de la ciudad que se encuentra orientada a Roma, y el Arco de Augusto, fundado en el 25 a.C para honrar la victoria romana sobre los salesos.

Tras esta breve visita, el viaje continuó hasta llegar a Milán, donde los alumnos y alumnas se dirigieron  a disfrutar de los jardines y patios del Castillo Sforzesco. Esta gran fortaleza del siglo XIV fue residencia de una de las cortes de mayor esplendor de Italia y ofrece salas de exposición con  piezas de artistas de la talla de Bramante, Miguel Ángel, Mantegna o Leonardo da Vinci.

 

La ruta continuó callejeando por la ciudad. Mientras caminaban, los alumnos descubrieron la Pinacoteca de Brera, que contiene una de las más destacadas colecciones de pintura italiana; pasaron junto a La Scala, uno de los más famosos teatros de ópera del mundo; pasearon por la Piazza Mercanti; se recrearon en el esplendor de las Galerías Vittorio Emanuele y sus mosaicos, y, finalmente, contemplaron la puesta de sol desde la azotea del Duomo, la catedral milanesa. 

El siguiente destino fue Módena, ciudad  conocida por su famoso vinagre, en la que destacan la catedral y la Torre Ghirlandina, ambas consideradas Patrimonio de la Humanidad.

Ya en Florencia, los alumnos consiguieron un poco de suerte extra. Y lo hicieron al cumplir con el mandato de la leyenda que cuenta que, si se toca el hocico de la estatua del porcellino (cochinillo), se pide un deseo y se deja caer una moneda a través de las rendijas de la fuente, el deseo se cumplirá.

El paseo prosiguió hasta llegar al Puente Vecchio, o puente de los joyeros, y terminó en las Galerías Uffizi. Tras ver el museo, le tocó el turno a la Piazza de la Signoria a la que siguió  la Plaza del Duomo, donde el grupo visitó Santa María la Fiore y el Baptisterio de San Juan.

La Plaza de los Milagros de Pisa fue el siguiente destino, ya en la mañana del sábado 26 de noviembre. Después, la Catedral de Santa María Asunta, el Baptisterio de San Juan, la Fonta di Putti o la más emblemática de todos los monumentos de la ciudad, la Torre de Pisa.  

Y llegó la última parada de este tour italiano, la bella Venecia.

En la ciudad de los canales, los viajeros cogieron un vaporetto privado que les dejó cerca del monumento dedicado a Víctor Emanuel II, primer rey de Italia, y de ahí fueron directos al Palacio Ducal, sede del gobierno cuando Venecia era una república.

Al Palacio le siguieron el icónico Puente de los Suspiros, la Piazza de San Marcos y la  Basílica del mismo nombre, obra maestra de la arquitectura bizantina en el Véneto, que preside la plaza y deslumbra con sus ricos mosaicos y vivos colores.

Tras observar el cambio de hora en la Torre dell’Orologio, el grupo callejeó hasta llegar al Teatro de la Fenice. Como indica el nombre, este edificio resurgió de sus cenizas en múltiples ocasiones y ha marcado historia en el mundo de la Ópera. Su escenario ha recibido a artistas de la talla de María Callas. Actualmente su temporada de teatro sigue siendo mundialmente reconocida. 

Rápidamente pusieron rumbo a la plaza presidida por la Iglesia de Santa María Formosa. Junto a ella se encuentra uno de los lugares más famosos de la ciudad flotante, una librería. Aqua Alta, que así se llama el establecimiento, ha hecho de su mayor dificultad una forma de vida. Todos y cada uno de los libros que posee se encuentran en el interior de barcas, góndolas y arcones de madera que flotan cuando se inunda la ciudad. Además, han creado una magnífica escalera de libros que se ha convertido en la imagen que todo visitante quiere fotografiar.

Para finalizar el recorrido por la ciudad  el grupo de alumnos llegó al Puente Rialto, que no  solo es el más antiguo, sino también el más famoso de la ciudad, por su localización estratégica encima de El Gran Canal. La mejor forma de terminar un viaje que quedará en el recuerdo.

Los comentarios están cerrados.
// //